DIEZ AÑOS MÁXIMOS

Recuerdos e impresiones del personal del foro IN TECHNICOLOR con motivo del décimo aniversario del estreno de GLADIATOR.

 

Muchas gracias a todos.


MARIOLA

Señor@s, estamos atravesando tiempos difíciles: hay crisis, decepción, volcanes islandeses, primavera demasiado fresca, chorizos políticos y mierda varia y habitual que nunca desaparecerá. También atravesamos unos días concretos de absoluto sofocón arquero-flechero que nos ha adelantado el verano y nos durará, posiblemente, otros diez años, pero hay que detenerse un momento para la GRANDÍSIMA Y GRANDIOSA efeméride que cumplimos.

El día 19 de mayo de 2000 se estrenaba en esta perra España una películita de romanos: GLADIATOR

Nadie de los que andamos ahora por aquí hubiera podido imaginar ni en sueños lo que iba a suceder a partir de ese día.

Ahora tampoco lo sabemos bien o, mejor dicho, todavía estamos tratando de explicárnoslo. Para empezar, yo no estaría tecleando estas palabras pero ya no tengo ni idea de quién o cómo hubiera seguido siendo de no haber pisado el cine unos días más tarde, el 22. Tampoco ya me lo quiero seguir explicando y simplemente he terminado aceptando que hubo un punto de inflexión en mi vida personal, ya no sé cuantificarlo pero desde luego ocurrió y aquí estoy diez años después.

Ya hace tiempo que no hago análisis ¿o sí? Bueno, qué más da. Son demasiadas cosas y ya las saben todos los que importan. Otras me las sigo guardando para mí y con los millones de palabras que llevo gastadas ya sólo me quedo con la más repetida: GRACIAS.

Tampoco os pido mucho más pero sí alguna de esas impresiones que recordéis de aquel momento de hace diez años en que terminasteis también en el Elíseo para no querer volver jamás: lo que sea, cualquier cosilla o una sola palabra. Todo vale para celebrar que el HOMBRE más hermoso y el mejor ACTOR del mundo sigue cabalgando a lomos de un precioso caballo blanco.

 

Dove

¡Ah ese caballo blanco que pisaba la ensangrentada arena del Coliseo! ¡Esa multitud rugiente! ¡Ese brazo derecho levantando la espada!

¡Y a uno a uno! Y mi corazón palpitando como hacía mucho, mucho tiempo que no lo hacía. Diez años han pasado ya o están a punto de pasar -yo vi Gladiator por primera vez un sábado, 20 de mayo en el Palafox, no en el Capitol-. Mi marido no es muy amante de la Gran Vía porque dice que está llena de chorizos y de gentuza. Así que decidimos -decidió- ir al Palafox a ver la película, pero claro yo ya estaba que me mordía todo porque estaba viendo a todas horas los trailers de la tele.

Lo recuerdo todo bastante bien, sobre todo el principio de la película.

Este fue el principio. Este fue mi principio. Fue el principio de muchas cosas para mí. Tal vez me dirán por ahí que soy algo exagerada. Da igual que sea exagerada o no. Sólo lo que puede llegar a hacer sentir este hombre lo sabemos quienes lo sentimos y nada más. No  hay que buscar explicaciones metafísicas o psicológicas, ni "analizar la situación". El corazón y los sentimientos que afloran, la emoción que te hace llorar de pena, de alegría y de nostalgia. Esto es lo que me hace sentirme viva cuando estoy ante una pantalla viendo a Russell: fascinación, hechizo, embriaguez. Cuando le tuve frente a mí como el general Máximo, ya no quería ver nada más ni a nadie más. Y cuando le pude ver "de verdad" de Russell Crowe, uno de mis sueños más deseados se convirtió en realidad.

He dicho varias veces que Gladiator cambió o trastocó mi vida. Lo sigo manteniendo. Han sido diez años maravillosos que no cambiaría por nada del mundo. Diez años como dice mi querida Mariola "en el Elíseo". Espero con todo mi corazón que haya otros diez más y que dentro de esos otros diez años, sigan humedeciéndose mis ojos al contemplar este fotograma. El principio de todo. El principio de los diez mejores años de mi vida.

 

Salambó

¡Ayssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss!

 

Cascabel

¡Qué película!

 

Agnes

Mi flechazo surgió antes de ver Gladiator, con L.A. Confidential.

Ya le había visto antes y me había gustado, aunque no recordara bien su nombre de una peli a otra, pero sí su rostro. Con L.A. se me quedó grabado. Bueno, se me grabaron muchos nombres, porque qué gran película. Pero el suyo... pero sus ojos... pero su cara... pero esa corbata... (vaya, que este post es para hablar de Máximo).

Y pese a que las pelis de romanos no me suelen gustar, Él hizo que esta peli la viera muchas más veces (en cine sólo una) y me sigue gustando. Hace poco la pusieron en la tele y me pilló en un bar. Había que verme. Conseguí separarme de los ruidos del mismo y todos mis sentidos quedaron en la película.

Ese Máximo es mucho. Pero lo son todos los personajes que interpreta porque es un gran actor.

 

Aquitania

Es la película qué más veces he visto en un cine, con Robin llevo el mismo camino.

No he vuelto a ser la misma, desde Gladiator.

 

RicBraddock

¡Viva Gladiator, por diez años más!

 

Allison

DIEZ AÑOS DE LA REVOLUCIÓN

Porque eso es lo que supuso para mí la vista de esta maravilla, UNA REVOLUCIÓN TOTAL EN MI VIDA Y EN MI PERSONA.

Yo llegué un poco más tarde. Pensar que esto precisamente es lo que hizo que no quisiera ir al cine de primeras, pensando que podría ser algo futurista o raro. ¡Qué tonta!

Pero en el primer fotogramas mis ojos y mi alma se quedaron prendados de esa maravilla, de ese personaje increíble, de ese hombre como yo no había (ni he) visto ninguno en toda mi vida, del que desde entonces sigo prendada como el primer día.

Descubrí después al actor, la persona, al hombre que había dado vida al personaje y mi admiración y adoración no hicieron sino crecer.

Es imposible que yo pueda describir lo que supuso para mí ese punto de inflexión, como lo ha llamado Mariola, sin el cual yo no sería la misma que soy ni me gustarían seguramente las mismas cosas, puede que ni siquiera tuviera el mismo aspecto. Sólo puedo expresar la felicidad que me ha proporcionado esta bendita locura, la alegría, el cambio positivo, las cosas que he aprendido, los buenos ratos, las risas (alguna lagrimilla que otra). Incluso me ha ayudado a pasar por situaciones que de otro modo habrían sido mucho más duras.

Y lo mejor de lo mejor, las personas a las que he conocido gracias a esto. Personas a las que quiero de verdad, con las que me siento identificada, con las que he compartido estos años que han sido sin duda los mejores de mi vida.

Lo he dicho muchas veces. Si algún día dejara de interesarme todo esto (que lo dudo) siempre le agradeceré haber encontrado personas con las que nunca habría coincidido, VOSOTRAS. (Lo que me habría perdido sin saberlo)

Bueno, me estoy poniendo ya un poco pesada, así es que Larga vida a Máximo, a Robin Hood, a Russell Crowe y a NOSOTROS diez veces diez años más. SALUD

 

Franela

Para mí el General fue el redescubrimiento de Russell, un sargento ya me había conquistado un par de añitos antes. Pero el Hispano me enamoró, me cautivó con su dolor y su honradez, ya he perdido la cuenta de las veces que he visto Gladiator y, sigo conmoviéndome desde que suena el primer acorde de su maravillosa banda sonora.

 

Sherezade

Y EL CINE SE HIZO HOMBRE Y HABITÓ ENTRE NOSOTROS

Cuando el último fotograma apareció en la pantalla, yo aún no era consciente, pero me había enamorado. Estaba en una nube, en estado de shock. No podía esperar a verla de nuevo, a verle de nuevo, no importaba las veces que hubiese visto la película, no tenía suficiente.

MAXIMUS DECIMUS MERIDIUS se había grabado a fuego en mi mente y en mi alma, tan valiente, tan íntegro, tan noble con esa mirada que lo dice todo sin decir nada. Para mí más real que cualquier personaje que pueblan los libros de Historia.

A LA GENTE LES OFRECERÉ ALGO QUE JAMÁS HAN VISTO.  En verdad que conquistó a la gente, al fin un héroe de carne, sangre, sudor y huesos que la gente todavía recuerda y ama.

Hay que remontarse a aquella época, los héroes de acción luchaban contra terroristas islámicos y poco más y en cuanto al estilo interpretativo era muy exagerado con tics y lo que yo llamo el "método del donut" o señalar con el dedo índice y de pronto... LLEGA ÉL... sereno, sin aspavientos, con poderío. No sé qué conjunción planetaria se daría para que se obrara el milagro, para que naciera este héroe para la eternidad, teniendo en cuenta todas las vicisitudes del rodaje. 

Es una película con alma y el momento en el que Máximo tras vencer en el Coliseo alza el brazo y en ese preciso instante arranca la banda sonora y el público rompe en aplausos y vítores es también un trasunto de lo que ocurría en la platea del cine.

Y como resultado la película estuvo en cartel, por lo menos en mi tierra, desde mayo hasta septiembre. A lo largo de todo ese tiempo vi la película cada dos días, ya sé que suena a locura, pero es que no quería perder la oportunidad de verle en pantalla grande. 

Y detrás de Máximo está Russell, un actor que no sólo cuenta con fuerza física sino también sensibilidad, elegancia, inteligencia… En definitiva, simplemente irresistible.